viernes, 23 de diciembre de 2011

UN LUJO A NUESTRO ALCANCE

¿Cómo poder explicar, con mis limitaciones a la hora de expresarme, lo mucho que Laura González Pujana ha regalado al municipio de Boadilla del Monte? Difícil la tarea. En siete años ha pronunciado más de cuarenta conferencias dentro de los distintos cursos anuales en los que hemos estado presentes en Boadilla.




La capacidad de contar lo que uno sabe sólo lo llevan dentro los buenos docentes. ¡Cuánto ilustrado, ignorante de sus limitaciones, es incapaz de transmitir ni un ápice de emoción a sus palabras. Pues ese, precisamente, no es el caso de Laura González.




En estos años sus fieles seguidores hemos cambiado dinastías, hemos bautizado y matado a Reyes, a Reinas, a Infantas de España, a Políticos corruptos sin escrúpulos. Hemos encumbrado, los menos, a Políticos abnegados por el trabajo por España. Hemos sufrido las enfermedades de nuestras numerosas reinas. Hemos conquistado América a golpe de mapa. Hemos leído a García Márquez, a Vargas Llosa a Delibes. Nos hemos paseado por los mejores Museo del mundo y nos hemos asomado a las mejores pinacotecas de algunas colecciones privadas. Laura nos he enseñado a observar la Historia de España, nuestra historia, con los ojos del investigador objetivo y riguroso.




Personalmente me costaría mucho decantarme por un ciclo o la conferencia de las impartidas por Laura pero, debo reconocer que los dos cursos dedicados a revisar la historia de los Austrias y de los Borbones a través de las pinturas del Museo del Prado no me dejaron impasible. Después de ver, mirar y apreciar los rojos del Tiziano, los blancos de Goya o la luz de Veláquez, entre otros, he logrado comprender el por qué de la grandeza y miseria de nuestro pueblo.




En estos años, a través, de la palabra cercana y certera de Laura hemos conocidos aspectos relevantes para entender mejor la historia de nuestro pueblo. Así en estas dos ultimas sesiones, la Doctora González, volvió a contarnos la vida de del Infante D. Luis.



Todos los que allí estuvimos quedamos asombrados de la caprichosa repetición de errores que nuestro dirigentes, en particular y, la sociedad en general comenten a lo largo de la historia. Torpezas, personalismos, partidismos caprichosos y despotismo son cualidades de carácter de muchos de los que dicen gobernarnos. Por favor, no nos gobiernen que ya somos mayorcitos. Dedíquense a gestionar correctamente nuestros impuestos y aprendan de la historia de nuestros mayores.




Pinchad en la foto para ver el resto de imágenes


Querida Laura, ya lo mencionaste en tu despedida: mañana podrá venir un Nobel a contaros la historia pero nadie lo hará con el cariño que este equipo de trabajo os ha dado. Pues no puedo por menos que suscribir lo que dijiste. Gracias por el cariño y la calidad que nos has regalado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario